Wheezy. O un remolque eléctrico que impulsa nuestra bici

Los kits de transformación permiten convertir casi cualquier tipo de bici en eléctrica y todo ello un tiempo razonable y a un precio asequible. No es extraño, por lo tanto, que los distintos fabricantes (en ocasiones pequeños emprendedores) propongan ideas nuevas y curiosas para electrificar nuestra bici de siempre.

wheezy1

Wheezy es un curioso kit de transformación que, básicamente, consiste en un remolque eléctrico que va unido por un brazo al eje trasero de la bici. La función de este remolque es impulsar a la bicicleta y alberga el motor, la batería y el controlador.

Según su fabricante, el montaje es muy sencillo y las intervenciones necesarias para adaptarlo en la bici son mínimas. El kit Wheezy está pensado tanto para circular por asfalto y por caminos de tierra gracias a que su única rueda motriz tiene tacos.

Hay tres Wheezy que se distinguen por la potencia, capacidad de la batería y accesorios posibles. El más sencillo ofrece una potencia de 250 W, pesa 11,5 kg y su autonomía es de hasta 28 kilómetros. El modelo más completo tiene una potencia nominal de 350 W (si bien la pico es 700W), pesa 12,5 kg y tiene 46 kilómetros de autonomía.
wheezy2
Pero las diferencias no acaban ahí. El Wheezy Touring 7, que así es como se llama el modelo tope de gama, dispone de un acelerador de gatillo (gracias al cual es posible circular sin dar pedales), un kit de iluminación, una aplicación móvil para comunicar el dispositivo con nuestro smartphone o una toma de corriente de 12V para enchufar accesorios.

¿Cuánto cuesta este ingenioso kit de transformación? Pues tenemos un Wheezy desde unos 355 euros (que corresponden a 259 libras  al cambio actual), gracias a que actualmente disfruta de una importante promoción. El modelo más costoso, también en promoción, cuesta 655 euros.