Vintage Electric Cruz. Lo clásico y eléctrico está en plena efervescencia.

Vintage Electric es una empresa afincada en California que se dedica a la fabricación de bicis eléctricas en las que el diseño clásico y las virtudes de la electrificación se dan la mano.

El primer modelo que Vintage Electric lanzó al mercado fue la E-Tracker. Ahora llega el modelo Cruz con ciertas variaciones y novedades, pero sigue los pasos de su hermano mayor en términos de conceptuales. texto-redesSe trata de una bici muy cuidada ya no sólo por su diseño, sino también por la calidad de sus componentes, algunos de los cuales están fabricados a mano. Su precio en EEUU es 4995 dólares, por lo que no cabe duda que se trata de un producto sólo para bolsillos muy pudientes o caprichosos.

Las especificaciones que da Vintage Electric para su modelo Cruz corresponden al mercado norteamericano, cuya legislación es distinta a la del europeo. Su velocidad máxima “legal en en vías públicas” es de 32 kilómetros por hora, si bien hay un modo denominado “Race” que permite llegar hasta 58 kilómetros por hora. Estas elevadas prestaciones son posibles gracias a un motor que puede dar hasta 3000 W de potencia en el modo “Race”, si bien en el modo de conducción de calle se queda en unos más modestos 750 w, aún sorprendentes para los estándares europeos.

La batería –ubicada dentro de la pieza de aluminio que sugiere la forma de un motor- tiene 52 voltios y 12,5 amperios hora, que es suficiente para garantizar una autonomía de casi 50 kilómetros. La batería se puede cargar en dos horas gracias a un cargador de alto rendimiento que funciona tanto con corriente de 110 como de 220 voltios. Adicionalmente, tiene un dispositivo que recupera la energía cinética y la transforma en electricidad que se almacena en la batería (frenada regenerativa). que se puede ajustar en varios niveles.