Una batería con forma de botellín de agua

La innovación está a la orden del día también en el ámbito de las bicicletas eléctricas y todo lo que marque una diferencia es un plus que justifica que unas tengan un precio y otras, otro, más allá de marcas, prestaciones y demás complementos.

Un buen ejemplo de ello es la ingeniosa invención de la empresa Gtech, para su modelo de eBike: una batería que tiene la forma de una botella de agua y que servirá para ayudar a aumentar la velocidad y/o la autonomía.

De la aspiradora a la ebike

Gtech es un famoso fabricante de aspiradoras que ha desarrollado una nueva ebike a la que ha bautizado Clever, de la que nadie aparte del ciclista que la conduzca, puede decir que dicha bicicleta es eléctrica

Esta incluye una batería inteligentemente diseñada para parecerse a una botella de agua y con la cual los pilotos estarían en condiciones de alcanzar velocidades de crucero de hasta 25 km/h, lo que podría revolucionar la forma de ir a trabajar.

Uno de los inconvenientes que presentaban las bicicletas eléctricas como medio de transporte para acudir cada día al lugar de trabajo, era que éstas resultaban algo lentas y que si había que pedalear (especialmente en el trayecto de ida), el empleado llegaba no solo cansado, sino desarreglado y en ocasiones demasiado acalorado.

Para todos aquellos trabajadores que se decantan por la movilidad no contaminante y sostenible, este artilugio se convertirá en el elemento que marcará un diferencia apreciable y les permitirá concurrir a cumplir con sus obligaciones laborales “frescos como una lechuga”, en vez de hacerlo agotados y sudorosos.

De límites y autonomías

Gtech-clever

También es cierto que hay lugares donde las velocidades de circulación de estos vehículos están limitadas por ley (en la Unión Europea el tope son 25 km/h); si ese límite establecido se alcanza, los motores suelen tener un control que no permite pasarlo, pero si no se “corre” tanto, la carga extra proporcionará un rango mayor de autonomía de los 50 kilómetros preestablecidos.

La Clever es una bicicleta ligera con apenas 16 kg de peso y gracias a que no hay cadenas y engranajes, el mantenimiento de la misma se reduce al mínimo. La batería es de litio y tarda tres horas en cargarse por completo, además de poseer la capacidad de ser recargada más de mil veces.