Nacex Valladolid incorpora un triciclo eléctrico para su reparto urbano

nacex_bici_eléctrica

La empresa Nacex ya está usando un triciclo eléctrico para reparto urbano

El vehículo utilizado es un  triciclo de carga con asistencia eléctrica, con el que se facilita el reparto en zonas no aptas para el reparto con vehículos convencionales, como pueden ser zonas peatonales o restringidas al tráfico. La iniciativa ha tenido gran acogida entre clientes y comerciantes de la zona centro de Valladolid, que ven en la ecología y la sostenibilidad un negocio de futuro dentro de la actual crisis económica. El reparto con vehículos ecológicos se enmarca dentro del compromiso que la agencia Nacex de Valladolid ha adquirido con la ciudad y que consiste en que toda su flota de reparto sea energéticamente eficiente para el año 2015.

Hace unos meses nos hacíamos eco en MotosElectricas.net de que Seur ya estaba utilizando motos eléctricas para su reparto de paquetería de pequeño tamaño en Madrid. Sin duda, iniciativas como estas, llevadas a cabo por grandes empresas de reparto de nuestro país, son un ejemplo de que el asunto de los vehículos eléctricos se está tomando en serio. Otras grandes empresas de reparto, Correos fue una de las primeras, también incorporan vehículos eléctricos en sus flotas. Es cierto que aún no son muy numerosos pero sirven para acercar este tipo de vehículos a un potencial cliente particular. De hecho, algunas pequeñas y medianas empresas en España ya tienen una flota de vehículos 100% eléctricos. Se trata sobretodo de restaurantes con servicio de reparto a domicilio que ven en bicis y motos eléctricas una solución rentable para sus negocios, y además ecológica. Y es que a cualquier empresario le interesaría gastar lo mínimo en la manutención de sus vehículos de reparto y olvidarse de una vez por todas del repostaje.

Muchas administraciones locales también incorporan este tipo de vehículos en sus flotas. Algunos servivcios de policia local patrullan en bicicleta eléctrica, sobretodo en zonas turísticas. También es normal ver servicios de limpieza de calles, parques y jardines utilizando furgonetas eléctricas en su dia a dia. En Barcelona son ya habituales. No ha de sorprendernos, es un contrasentido realizar un servicio para la conservación del medio en vehículos contaminantes. Poco a poco los vehículos eléctricos se van integrando en nuestra cotidianeidad urbana, y algunos ya no los vemos como una ilusión del futuro sino como una realidad del presente.
Autor: Miguel Guilarte