Tarragona valora implantar un sistema de alquiler bicicletas eléctricas

bicis_electricasEl ayuntamiento de Tarragona está valorando la posibilidad de instalar un sistema público de alquiler de bicicletas eléctricas para compartir. Algo muy parecido a lo que ya existe en otras ciudades españolas como Zaragoza, Madrid o Sevilla, y que popularizó Barcelona con el Bicing. En Tarragona se utilizarían bicicletas con asistencia al pedaleo, es decir, bicis eléctricas.

De hecho el “Bicing” de Tarragona será con bicis eléctricas o no será, tal y como explica Begoña Flora, concejal de mobilitat “Cualquier opción de que Tarragona implante un sistema de alquiler de bicicletas eléctricas de uso compartido pasa por que sean eléctricas. Si no es así, no lo vemos viable”. Esto se explica por la orografía de la ciudad con pendientes mucho más pronunciadas que en Barcelona. Con las bicis eléctricas se quiere evitar lo que ocurre en Barcelona, donde se realizan muchos trayectos desde la zona alta hacia lugares más cercanos al mar. De esta manera las paradas del Bicing situadas en la parte alta de la ciudad se vacían rápidamente de bicicletas, mientras que en las zonas bajas las bicicletas se acumulan enseguida. Por eso hay habilitadas varias furgonetas repartiendo bicis entre las diferentes paradas. La asistencia al pedaleo en las bicis eléctricas evitaría esos desajustes, así de claro lo han visto en el Ayuntamiento de Tarragona.

Los desniveles ortográficos de Tarragona podrían disuadir a muchos usuarios en el uso de un sistema público de bicicletas. Por eso se apuesta tan claramente por la bici eléctrica. Aunque desde el consistorio aún no quieren confirmar nada y afirman que únicamente lo están estudiando. La implantación del alquiler bicicletas eléctricas compartido formaría parte de la apuesta del Ayuntamiento por la bicicleta como vehículo de transporte urbano. Una apuesta que se concretará a corto plazo con la construcción de 10 kilómetros de carril bici y que contempla el sistema de bicicletas de uso compartido como una fase posterior.

Miguel Guilarte

Fuente: Diari de Tarragona