Prueba: Flebi Original. Una bici eléctrica por 649 euros

La Original es el modelo de acceso a la gama de Flebi. Es una ebike desarrollada para que sea muy ligera, y también, económica. Estos dos argumentos hacen que sea un modelo muy competitivo e interesante, siempre que no se necesite un motor de mucha potencia o gran autonomía eléctrica.

Con 10,5 kg, la Flebi Original es un peso pluma dentro del actual panorama de bicis eléctricas. Esa ligereza se ha conseguido dimensionando adecuadamente los componentes más pesados que suele tener toda bici eléctrica, como puede ser el propio motor (el de la Original pesa sólo un kilo) y la batería. El propio tamaño del cuadro y el reducido diámetro de las ruedas, también ayudan a este objetivo. Eso sí, no se ha descuidado en equipamiento, pues la Flebi Original tiene pata de cabra, timbre, luz y transportín.

El sistema de plegado es rápido y sencillo. Eso sí, una vez que la Flebi Original está plegada, se puede echar en falta una superficie rodante (como tiene la Flebi Supra) para poder empujarla en lugar de tener que cargar con ella. Plegada, ocupa aproximadamente, 65x40x55 centímetros por lo que cabe en casi cualquier rincón de la casa o de la oficina.

Es una bici cómoda gracias a su relajada postura de conducción y a la suspensión posterior (función que realiza un elastómero) que absorbe eficazmente pequeñas irregularidades de las vías. La distancia del manillar al sillín no es grande, razón por la cual no es una bici especialmente adecuada para personas muy altas. De hecho, Flebi la recomienda para personas entre 1,50 y 1,80 metros de estatura.

El motor de la Flebi Original está ubicado en uno de los laterales de la horquilla delantera y transmite su potencia a la rueda a través de un engranaje. Este motor tiene 120 watios de potencia, fuerza suficiente para que la Flebi Original alcance una velocidad máxima aproximada de 20 kilómetros por hora. El motor es suficiente para avanzar a buen ritmo por vías llanas o con pendientes muy suaves. Ahora bien, si en nuestros desplazamientos cotidianos hay pendientes pronunciadas o deseamos circular a mayor velocidad, hay otros modelos que pueden ser más recomendables. El motor va alimentado por una batería de iones de litio que va alojada en el cuadro. La autonomía estimada está entre 25 y 30 kilómetros y su tiempo de recarga es de aproximadamente 3 horas.

La Flebi Original viene con una llave magnética adosada a la parte derecha del manillar. Sirve para dos cosas. Una, encender la luz delantera, y dos, si se mantiene pulsada, activa el motor sin necesidad de pedalear (eso sí, para que el motor eléctrico comience a suministrar potencia, la rueda delantera debe estar en movimiento). Una peculiaridad de la Flebi Original es que para que pueda ser utilizada como una bici normal, sin asistencia eléctrica, la batería debe estar descargada.