Pedelec vs. ebike

Estos dos términos tienen su origen en países de lengua inglesa. Pedelec es un acrónimo que proviene de «Pedal Electric Cycle». Mientras que el segundo término deriva de electric bike.

Un Pedelec es, básicamente, una bicicleta eléctrica de pedaleo asistido. Para que su motor entre en funcionamiento, es condición indispensable que el ciclista mueva los pedales. Las ebikes, por su parte, son esencialmente ciclomotores. Es decir, disponen de un gatillo o acelerador que activa el motor eléctrico al margen de si los pedales se mueven o no (eso no excluye que tenga otros modos de funcionamiento). También se consideran ebikes, aquellas bicis de pedaleo asistido que superen una potencia y velocidad determinadas por ley.

mando Footlosse

mando Footlosse

Ambos tipos de vehículos están regulados en la Directiva 2002/24/CE del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la homologación de los vehículos de motor de dos o tres ruedas. Esta norma establece que los Estados miembros pueden clasificar legalmente como bicicletas, aquellas bicicletas eléctricas que tienen pedaleo asistido (es decir, lo que en el párrafo anterior denominábamos «pedelec»). Pero además, es indispensable que su motor eléctrico dé una potencia nominal continua máxima de 0,25 kilovatios (la potencia pico sí puede ser superior) y su entrega de fuerza disminuya progresivamente y finalmente se interrumpa cuando la velocidad del vehículo alcance los 25 km/h o antes si el ciclista deja de pedalear.

En España, la Ley de Seguridad Vial no contempla los mismos aspectos. Dice: «La bicicleta con pedaleo asistido es una bicicleta que utiliza un motor, con potencia no superior a 0,5 kW como ayuda al esfuerzo muscular del conductor. Dicho motor deberá detenerse cuando se dé cualquiera de los siguientes supuestos: 1º. El conductor deje de pedalear; 2º. La velocidad supere los 25 km/h». Por lo tanto, aunque la norma española considera una potencia no superior a 0,5 kW, la normativa europea es la que prevalece.

Cualquier bicicleta con motor eléctrico que no cumpla alguno de los requisitos anteriores entran dentro de la categoría de ebikes y consideradas legalmente como ciclomotores.

Las ventajas más claras de los pedelecs es que suelen ser más económicos de adquirir que las ebikes. Al menos en España, no pagan impuestos, no necesitan seguro y pueden circular por carriles bici. Su tratamiento legal es idéntico al de una bici tradicional. Como no tienen mucha potencia, no es necesario tener mucha experiencia para circular sobre ellos. Dos ejemplos de pedelecs son la AVE XH7 o la mando Footloose. Un ejemplo de ebike es la Bultaco Brinco.