Las bicicletas eléctricas coparon China ¿les sigue EEUU?

 

Trail-Tracker-beach

El mercado estadounidense de bicicletas eléctricas está fragmentado, con docenas de compañías que venden una gran variedad de modelos, que van desde las elegantes versiones plegables a los monstruos de enormes neumáticos para los “guerreros” de fin de semana.

Un mercado potencial

Don DiCostanzo cofundador y CEO de bicicletas eléctricas PEDEGO, está exultante. Él anticipa que su compañía de apenas 30 empleados, con sede en Fountain Valley, California va a vender 10.000 unidades de sus vehículos eléctricos, que tienen un costo de alrededor de 2.300 dólares (2.550 euros) en el correr del presente año.

Se espera que las ventas de bicicletas eléctricas alcancen un total de $ 17.4 millones de euros a nivel mundial este año y se remonten hasta los $ 27 en 2025, según explicó Navigant Investigación en una conferencia de prensa reciente.

“Es una categoría que está muy abierta”, dice Edward Benjamin, director gerente de ECycleElectric Consultants en Fort Myers, Florida y presidente de la Asociación de Vehículos Eléctricos. “Las pequeñas empresas han decidido tomar la iniciativa de explotar un gran negocio, al que hasta ahora nadie le había prestado la debida atención”, dice.

China ya claudicó

En China las limitaciones impuestas a las motocicletas han ayudado a la adopción masiva de las bicicletas eléctricas, donde más de 200 millones de personas las emplean de forma diaria y habitual explica Benjamin.

El país es también el fabricante mundial más grande de e-bikes y el mayor exportador, con gigantes como Jiangsu Xinri E-Vehicle Technology Group y Yadea cada uno capaz de producir una enorme cantidad de unidades anuales, con ganancias muy superiores a las de cualquier competidor en el mundo.

Un futuro promisorio

“Yo diría que entre el 90 y el 95 por ciento de los ciudadanos de los EEUU ni siquiera saben lo que es una bicicleta eléctrica”, comenta el analista de Navigant Ryan Citron, que utiliza una e-bike para ir a su trabajo en Boulder, Colorado.

A diferencia de Europa, que cuenta con varios carriles bici, “las calles y carreteras de EEUU están realmente planificadas para circular en coche, no en bicicleta, por lo que la adopción generalizada de este práctico y ecológico medio de transporte resulta un gran desafío”, dice.

En comparación con Asia, América del Norte es un mercado ínfimo. Navigant predice que en todo el mercado estadounidense la venta anual será de apenas 152.000 bicicletas eléctricas, a pesar de que espera un crecimiento constante y progresivo.

Eso no ha disuadido a ProdecoTech, un fabricante de bicicletas eléctricas con sede cerca de Fort Lauderdale que abrió una planta de ensamblaje en 2013, con una capacidad de producción de casi 300 unidades diarias.

En 2015 alcanzaron una cifra de ventas que superó ampliamente las expectativas rozando las 4.000 bicicletas eléctricas y la empresa planea producir y vender de 8.000 a 12.000 unidades este año, gracias a un nuevo acuerdo de distribución firmado con Artículos Deportivos Dick, según palabras de Robert Provost, cofundador y CEO de la compañía.

Las bicicletas eléctricas “finalmente tienen un potencial real para despegar en los EEUU porque los ciclistas se sienten más seguros en las carreteras, la batería y la tecnología de los motores está mejorando y los precios al por menor son más competitivos y accesibles”, dice Todd Grant, presidente de la Asociación Nacional de Distribuidores de Bicicletas.

650_1200

Diferentes estrategias

El mercado de EEUU podría desarrollar “un camino más rápido” que el de Europa dice Claus Fleischer, quien dirige la división de e-bike de Bosch. La multinacional alemana comenzó a vender motores y baterías para bicicletas eléctricas en 2011 y ahora suministra más de 60 marcas, principalmente en Europa.

Con vistas al mercado estadounidense abrió una filial en Irvine, California en 2014 y patrocina exposiciones de bicicletas eléctricas que recorren todo el país, incluyendo una de enorme éxito y repercusión que duró tres días y se realizó a finales de mayo de este año en Portland, Oregón.

Ante la gran aceptación que han tenido dichas ferias, Bosch está planeando poner en escena cinco eventos más en diversas ciudades de Estados Unidos este año. Los asistentes tendrán la oportunidad de ver una gran variedad de marcas y lo que es vital para la compañía, la gente podrá dar una vuelta en estos vehículos y valorar de primera mano sus bondades.

Contra las prohibiciones

Sin embargo, las bicicletas eléctricas han sido prohibidas en algunas ciudades de Estados Unidos por razones de seguridad. Por otro lado, las leyes de vehículos de algunos estados carecen de clasificación específica para este tipo de vehículos, causando confusión entre los usuarios y la policía, dice Morgan Lommele de PeopleForBikes.

Esta es una organización de defensa que lucha para conseguir que varios estados, incluyendo California, Utah y Tennessee tengan una legislación pro e-bike en vez de prohibirlas. “Existen varios departamentos de policía de otros estados que usan las bicicletas eléctricas con gran eficacia, ahorro energético y salud medioambiental, así que ¿cuál es el gran problema? se preguntan”.

.