E-Bike + coche eléctrico: la nueva moda de Florencia

Por cuestiones personales he tenido la oportunidad de viajar a Florencia, una bellísima y antigua ciudad de la Toscana italiana y presencié algo que me llamó mucho la atención: A última hora de la tarde vi llegar a varios ciclistas en sus ebikes hasta las plazas de estacionamiento que circundan el centro histórico de la ciudad, plegarlas, introducirlas en sus coches (en estos casos todos eléctricos) e irse a sus hogares.

Florencia, Un casco histórico peatonal

Consultando a uno de estos señores, vestido de impecable traje y corbata y zapatos florencia1 lustrados, me explicó que la ciudad cuenta con una infraestructura pensada para el intenso turismo que la visita, por lo que el casco histórico no es transitable para los coches y él trabaja apenas a unas diez calles de donde deja el vehículo estacionado.

La zona en la que estábamos, la ribera del río Arno es de aparcamiento gratuito por lo que le resulta muy práctico dejar allí su coche, montarse en la bicicleta e ir a su trabajo. Al medio día también la usa para ir a comer y tras la jornada regresa en el mismo medio. Entre risas me comentó que ahorra un montón de dinero en transporte y hace ejercicio todos los días, con lo cual se mantiene en forma.

Me explicó y luego paseando, pude comprobarlo por mi misma, que las entregas de mercadería se realizan a primeras horas de la mañana, la limpieza de las calles y la recogida de residuos pasada la medianoche y durante el día sólo acceden al centro las ambulancias, la policía, los coches de los residentes debidamente identificados, algunos taxis, los bomberos y los ciclistas.

Muchos ciclistas en Florencia

Paseando por las calles de la ciudad comprobé que efectivamente la gente se decanta por andar, subirse a una bicicleta o usar segways. Florencia cuenta con varios servicios de alquiler de bicicletas, especialmente eléctricas a módicos precios y para lo cual sólo se pide el documento de identidad que queda retenido por la agencia hasta que se devuelve el vehículo.

En cuanto a los segways no solo se alquilan, sino que también se ofrecen tours. Los grupos no pueden exceder las diez personas y primero se les da un curso básico de manejo, tras lo cual salen a pasear por las calles guiados por un especialista en historia de la ciudad y conducción de segways.

Florencia es una ciudad donde se vela por la limpieza de sus calles, la calidad de sus comidas la magnificencia y conservación de sus monumentos y edificios y un aire lo más puro posible, por lo que se ven carriles bici y ebikes y coches eléctricos por todas partes. Sin dudas un ejemplo a seguir.