Cyclotron: la bicicleta eléctrica más futurista

Cyclotron-Bike-3

El futuro del ciclismo es más brillante que nunca antes y el mérito es de tecnología que ha logrado crear Cyclotron una maravilla de ingeniería que parece haber sido tomada directamente de una película de ciencia ficción o de fantasía pero que en realidad es una revolucionaria bicicleta eléctrica práctica, segura y funcional.

Una bicicleta eléctrica realmente futurista

El ciclismo ha llegado a convertirse en un deporte cada vez más popular, por varias razones: es estimulante, sano, divertido y no contamina el ambiente. Por ello es un campo en el cual se innova sin parar y las bicicletas eléctricas son sin dudas el punto fuerte de dicha innovación.

El video de la bicicleta eléctrica Cyclotron ya corre por las redes y se ha hecho viral. En él se muestra un vehículo realmente singular que ha llamado la atención del mundo entero y que ya tiene una larga lista de espera para poder adquirirlo.

Etiquetada como “el futuro del ciclismo” la bicicleta Cyclotron está equipada con una serie de sensores que proporcionan una variedad de información, como ser: el tiempo transcurrido desde el momento del inicio del paseo, el ritmo cardíaco del conductor y las calorías quemadas, el estado de la batería, la velocidad, la altitud, el posicionamiento por GPS, los grados de pendiente y mucho más.

Aparentemente y según aseguran sus creadores, Cyclotron es la primera bicicleta eléctrica inteligente cuyas ruedas carecen de rayos y poseen un sistema de seguridad en base a luz de lo más avanzado, ya que tienen una increíble iluminación por LEDs que hacen que parezca un modelo digital como el que se ve en la gran pantalla, además de un proyector láser del carril bici.

Además de un diseño futurista, Cyclotron se ha construido casi en su totalidad con componentes muy livianos y fibra de carbono de alto grado de impacto, por lo que, desde el cuadro hasta los engranajes, el vehículo resulta rígido, a la vez que ultraliviano.

Cyclotron-Bike-7

Características de Cyclotron

Pero lo que más impacta de este modelo, sin duda son sus ruedas sin rayos, que además de iluminarse de forma automática como medida de protección cuando el nivel de visibilidad es bajo (cuando se encienden es imposible no ver el vehículo), posee unos ingeniosos porta objetos plegables que, teniendo la precaución de distribuir la carga de forma equilibrada y uniforme, permite cargar un par de kilos de cosas de cada lado de la rueda trasera.

Otras de las características de Cyclotron son: una batería de iones de litio recargable en tiempos muy cortos, la transmisión de energía sin cadena, cambios de 12 marchas (los modelos más avanzados tienen caja de cambios electrónica), porta Smartphone en el manubrio (con manos libres) y unos neumáticos recubiertos de un sólido polímero (con una vida útil estimada en 10.000 km) que no necesitan recarga de aire.

En un año las veremos circular

La fabricación de la bicicleta se pondrá en marcha en breve, puesto que gracias al método de crowfunding y por intermedio de Kickstarter, ya han conseguido el dinero que se necesitaba para financiar el proyecto.

Se espera que puedan estar listas para salir al mercado en el correr del próximo verano (sus fabricantes estiman que en julio) y se venderán por internet a un costo de 1200 dólares (unos 1070 euros) por unidad, más gastos de envío, aunque quienes confiaron en el proyecto podrán adquirirla por tan solo 899 (algo más de 800 euros).

Cyclotron-Bike-1

¿Problemas?

Las “malas lenguas hablan de que los creadores de esta bicicleta tendrán que pedir permiso antes de patentar su invento con ese nombre, puesto que ya existe algo llamado Cyclotron, aunque no tiene nada que ver con una bicicleta.

Según la Wikipedia un ciclotrón (Cyclotron en inglés) es un tipo de acelerador de partículas inventado por Ernest O. Lawrence en 1932, en el que las partículas cargadas se aceleran hacia el exterior desde el centro a lo largo de una trayectoria en espiral.

Esperemos que el nombre no les genere un conflicto, ya que son muchísimas las personas interesadas en tener este estupendo y futurista vehículo y sería una lástima que el proyecto encuentre escollos para avanzar por culpa de la denominación elegida.