Bicicleta eléctrica Basf Concept 1865. La bicicleta del futuro


En 1865 se fundaba Badische Anilin & Soda Fabrik o sea BASF y coincidentemente también fue el año en el que al señor Karl Drais se la ocurrió  ponerle pedales a una infraestructura de madera llamada velocípedo, hecho gracias al cual, la bicicleta se haría mundialmente famosa.

Como forma de homenajear un momento glorioso de genialidad y creación, BASF se impuso un reto: reformular aquella bicicleta original con los materiales de última generación con los que se trabaja en la actualidad.

Y esa realidad se plasmó en el proyecto llamado Concept 1865 que BASF y el estudio de diseño DING3000 desarrollaron en conjunto: una bicicleta eléctrica súper moderna con todas las prestaciones y ventajas que las nuevas tecnologías podían aportarle.

Concept 1865 conserva el diseño de ruedas de tamaño asimétrico y la disposición de las mismas de aquel  velocípedo original llamado “Draisela”, pero sus componentes han variado de manera radical, al punto de que salvo el motor, los ejes y frenos que son de metal, el resto del vehículo está enteramente construido con 24 aplicaciones de diferentes polímeros de BASF.
Cada componente que se ha usado en la fabricación de este increíble modelo ha sido especialmente elegido pensando en otorgarle a esta revolucionaria bicicleta eléctrica una serie de características únicas y una amplia gama de prestaciones. Por ejemplo, el sillín que a su vez contiene la batería se retira y se recarga en el sitio que le convenga al usuario y a su vez está provisto de muelles que aseguran el confort a la hora de usarlo.

Las bielas se han fabricado con materiales ultra resistentes, al igual que los latiguillos de freno, los pedales (completamente realizados en plástico y sin cojinetes) y las ruedas antipinchazos que son compactas y ligeras.

Lo que BASF ha hecho con Concept 1865 es rescatar lo mejor del pasado, aportarle elementos modernos producto de años de investigación y crear así la bicicleta eléctrica de las generaciones futuras.