BMW desarrolla un brazo de suspensión articulado para bicis eléctricas

BMW i (la división de vehículos eléctricos de BMW) ha patentado un novedoso brazo central articulado para bicis eléctricas de suspensón total

La primera bici que se beneficia de este novedosa solución es la HNF Heisenberg XF1, producto alemán de alta calidad que ya está en mercado. El equipo propulsor es de Bosch y está compuesto por una batería de 400 Wh que permite hasta 130 kilómetros de autonomía. Hay dos niveles de potencia: 250 W (hasta 25 km/h) y 500 W (hasta 45 km/h). El precio de la XF1 empieza en 8345 euros.001

Este brazo central articulado está desarrollado exclusivamente para bicicletas eléctricas de suspensión total. Esa premisa ha permitido que el diseño sea distinto que el de una bici normal de doble suspensión al que a posteriori se añade un motor eléctrico.

Una de las claves que BMW ha tenido en cuenta es que la mayor parte de la fuerza que se transmite a la rueda posterior proviene del motor, no del ciclista. Otra de las peculiaridades de este sistema es que la tensión de la correa de transmisión (de material compuesto) se mantiene constante, lo que hace inútil el uso de un tensor.

002