Bicicletas eléctricas plegables

Bicicletas eléctricas plegables, comodidad y seguridad en entorno urbano

Uno de los pocos inconvenientes que tiene el uso de la bicicleta eléctrica en nuestros desplazamientos diarios es el robo. La sensación de llegar a tu puesto de trabajo, atar la bici y pensar que al salir de tu jornada laboral ya no va a estar allí no es nada agradable. Por más cadenas, candados o alarmas que pongamos a nuestra bici eléctrica desgraciadamente sabemos que algo le puede pasar. Que en las grandes ciudades hay robos de bicicletas es una realidad. En 2010 el 37% de 1.225 ciclistas urbanos encuestados había sufrido por lo menos un robo, según el diario El País. Si se roban bicis convencionales, la posibilidad que los amigos de lo ajeno se fijen en nuestra bici eléctrica, un producto relativamente nuevo y atractivo, es bastante alta. Si no se dispone de un lugar seguro para dejarla cuando vamos al trabajo o no nos cabe en casa, la solución es una bicicleta eléctrica plegable.

quipplan_q10_city_008Existen varios modelos de bicis eléctricas plegables en el mercado español con precios que oscilan entre los 700 y los 2.000 €.  La mayoría de marcas fabrica este tipo de bicicletas eléctricas: Yamimoto, Quipplan, Ecobike… Si la ciudad en la que vivimos y trabajamos tiene numerosas cuestas y es una ciudad grande en la que los robos están a la orden del dia, como Barcelona, la ecléctica plegable puede ser nuestra opción. Además estos modelos suelen tener dimensiones más reducidas que las eléctricas convencionales  por lo que son ideales para desplazarse por el casco antiguo, o por zonas con numerosos peatones en las que resulta más difícil maniobrar. En muchas de estas zonas además no existen aparcamientos para bicis y la farola de turno no parece una opción viable.

Cuantas veces hemos visto ruedas de bici atadas a un poste, una farola o a un árbol en nuestra ciudad. Es muy desagradable ir a buscar tu bici eléctrica allí donde la dejaste y encontrar solo una rueda. La comodidad y seguridad que te proporciona la bici eléctrica plegable en un entorno urbano son argumentos de peso en el momento de la compra. Las prestaciones que nos van a dar en la ciudad son muy similares a las no plegables, y tienen la ventaja de poder llevarlas a todas partes. Las bicis eléctricas plegables también son ideales para hacer turismo. En el maletero del coche, en tren o en avión, siempre va a tener más facilidad de transporte, y nos la podremos llevar prácticamente a cualquier parte.