Una empresa japonesa idea un aparcamiento subterráneo para bicis eléctricas y convencionales

Aparcar tu bicicleta no será un problema en el futuro

index01La empresa japonesa GIKEN Seisakusho Co. Ltd. ha desarrollado un parking automático y subterráneo para bicicletas eléctricas y convencionales. El sistema desarrollado por la compañía nipona resuelve de un plumazo los principales problemas que genera el aparcamiento de bicicletas en las grandes ciudades: falta de espacio, robos y actos vandálicos. Además también proporciona un efectivo sistema de recarga para las bicis eléctricas mientras están estacionadas. El parking subterráneo para bicis, que ya funciona en algunas ciudades japonesas, ha sido denominado “ECo Cycle”. Se trata de un sistema robótico que puede almacenar hasta 204 bicis bajo tierra en un estacionamiento de forma cilindrica, de 8,5 metros de diámetro y 11 metros de profundidad. En la superficie sobresale una caseta de reducidas dimensiones en la que los usuarios depositan la bicicleta. El sistema robótico reconoce la bicicleta del usuario mediante un chip identificativo en la rueda delantera, abre las compuertas, sujeta la bici por la rueda delantera y la introduce en el parking con unos rieles automáticos. El usuario dispone de una tarjeta identificativa para poder retirar la bici. Este proceso, tanto el de estacionamiento como el de retirada del vehículo, dura entre 8 y 13 segundos.

Sin duda es el sistema perfecto para las grandes urbes niponas en las que la bicicleta es el transporte habitual de sus ciudadanos y donde el estacionamiento generaba importantes problemas de movilidad a los peatones. Pero se trata de un concepto de estacionamiento que puede exportarse a gran número de países occidentales, sobre todo a ciudades europeas en las que la bici se está convirtiendo, si no lo es ya, en el medio de transporte de sus ciudadanos para ir al trabajo. Los ayuntamientos de muchas ciudades ya deben estar prestando mucha atención a este sistema para poder acoplarlo a sus calles, y si no, deberían hacerlo. Sus creadores afirman que tiene bajos costes de construcción, mantenimiento y operatividad. Y además la construcción es antisísmica, no olvidemos que sus creadores son japoneses. Es el futuro del estacionamiento de dos ruedas en espacios urbanos. En ciudades como Barcelona se ahorrarían miles de denuncias por robo de bicis al año. operation04

Otro de los aspectos interesantes de este sistema de estacionamiento es que ofrece la posibilidad de recargar bicis eléctricas mientras dura el tiempo de estacionamiento. Un parking de este tipo es ideal para situarlo en zonas céntricas o en zonas de oficinas. Vas con tu bici eléctrica de casa al trabajo la aparcas bajo tierra en unos 8 segundos, te olvidas de llevar cadenas, candados y otros incomodos sistemas de seguridad, como quitarle el sillín. Y al recoger tu bici eléctrica para volver a casa está intacta y con la batería recargada. Una vez más, hablando de objetos o sistemas relacionados con vehículos eléctricos parece que estemos hablando de cosas del futuro o de ciencia ficción, pero el futuro ya está aquí.
Miguel Guilarte

Fuente: GIKEN Seisakusho Co. Ltd.