8 razones por las que subirte a una bicicleta eléctrica

Quien aprendió a andar en bicicleta no lo olvidará nunca más y eso es una certeza más que comprobada, el problema es que hay momentos en los que no solo es necesario el conocimiento sino que un poco de ayuda adicional no viene nada mal. Para ello tenemos las bicicletas eléctricas que nos darán ese empuje tan necesario cuando nos encontramos con cuestas muy empinadas, terrenos irregulares o cansancio tras mucho pedalear. He aquí 8 razones por las que tener una bici eléctrica.sh6

Salud mental

En estos tiempos en los que palabras como estrés y depresión se han hecho tristemente célebres y tomar pastillas para levantar el ánimo es una costumbre arraigada, el poder subirse a una bicicleta eléctrica, salir de paseo y generar adrenalina resulta un ejercicio edificante y una manera eficaz de “desconectar”.

Vigencia personal

Mentalmente no solemos envejecer de la manera que lo hace nuestro cuerpo, por lo que muchas veces queremos hacer cosas que la mente os pide pero que el cuerpo se encuentra que no puede realizar. Por eso montarse en una bicicleta eléctrica funcionará casi como un suero de “juventud”, ya que casi no habrá límites a la hora de fijarse metas realmente alcanzables.

Salud física

Montar una bicicleta eléctrica es una buena manera de “ponerse en forma” y de mantenerse físicamente activo, pues resultar tan estimulante que es fácil olvidar que se está haciendo ejercicio y salir a hacer unos cuantos kilómetros de pedaleo, no significarán una carga sino una forma de pasar el tiempo disfrutándolo al 100% y con una ganancia en activación del flujo sanguíneo, fortalecimiento muscular, quema de grasas y una buena dosis de relax.
martina

Ser parte de una comunidad

La gente suele buscar objetivos comunes y conformar comunidades para llevarlos a cabo en conjunto. La bicicleta eléctrica se está transformando en un punto de partida para la conformación de nuevos grupos tanto de amigos, vecinos o fans que salen juntos a recorrer circuitos y a disfrutar de sus experiencias y su mutua compañía.

Llegar a sitios que no imaginabas

Si por las razones que sean, no se está “en forma”, hay sitios que pueden resultar muy atrayentes, pero inalcanzables en la práctica. Con las bicicletas eléctricas podremos llegar a muchos sitios que antes nos parecían completamente fuera de nuestro alcance.

Algo que hacer con tus hijos

Las bicicletas eléctricas pueden llegar a ser un excelente vínculo entre padres e hijos.; dependiendo de las edades, puedes colocar asientos especiales y llevarlos contigo, que ellos vayan en sus bicicletas comunes y tú en tu e-bike o que todos lleven sus propias bicicletas eléctricas. Lo que es seguro es que las risas que os echaréis y esos momentos vividos sobre ruedas, no se olvidarán jamás.

Vehículo ecológico y ejemplar

Montar una bicicleta eléctrica es bueno para el medio ambiente por muchas razones. No genera residuos ni contamina por contacto y nos permitirá ser parte de la avanzada que logrará que el resto se anime a probar vehículos eléctricos, aportando así nuestro granito de arena en contra del cambio climático.

Ser feliz

Andar en una bicicleta eléctrica puede muy bien ser fuente de felicidad en la medida en la que sus usuarios se sienten libres, renovados, relajados, cómodos, acompañados, audaces, seguros y mucho, muchísimo más.